jueves, 19 de julio de 2007

Publican en internet el último libro de Harry Potter.

Y además, cuatro días antes de que salga la versión en inglés. Eso es eficacia, y el resto tonterías.

Al parecer, alguien consiguió una copia del libro (en papel, no digital como dijo un hacker tiempo atrás), y se dedico a sacarle fotos.
Si, fotos. Al parecer no tiene escáner.
Luego de eso las colgó en internet.
Una simple busqueda en mininova nos trae TRES torrents para bajarnos el libro.

Ahora viene la parte divertida.
Todas las cámaras digitales tienen una "firma digital", que implantan en cada foto. Programas como photoshop también poseen esta función.
Bien, en las fotos hay datos técnicos de la cámara, como el número de serie y el modelo.
Esto se puede aprovechar para contrastar con los clientes del servicio técnico, y, si alguna vez lo utiizó, el fabricante tiene sus datos.

Así que la próxima vez que roben un libro cuatro días antes de que salga y lo suban a internet, no le saquen fotos.

No hay comentarios: