miércoles, 15 de agosto de 2007

Como en una lata de sardinas.


Esto es lo que pasa cuando se juntan cientos de japoneses, una semana de vacaciones, y una piscina con olas:



Yo no podría estar ahí... es más, no se como puede estar esa gente agusto tan... apretada... Será porque estan acostumbrados de los trenes y demás, no se.

No hay comentarios: